Chicha & limoná

¡Buenos días a todos!

Ya echabais de menos un post de brunch, ¿eh?

Pues aquí os traigo el Chicha & Limoná versátil donde los haya. ¿Por qué? Muy fácil, este local, situado en Passeig Sant Joan, se divide en dos espacios comunicados entre sí y con distintos objetivos. Por un lado tenemos el “Chicha” que diríamos que es el restaurante para comer o cenar y por el otro tenemos el “Limoná” más específico para brunch y repostería con zumito o café. Por las noches, eso sí, birras y cócteles.

image2

El estilo es, como diría yo, un rollo industrial pero cálido. Lámparas colgantes, sillas combinando el hierro y mimbre, distintos suelos de madera e hidráulico, mesas y puertas con efecto desgastado y jarrones geométricos con elemento vegetal simple pero llamativo.

El Limoná sigue también más o menos esta estética pero con mesas altas, sofás y cojines con estampados geométricos y coloridos, lámparas redondas vintage que remarcan toda la barra y repostería hecha por ellos.

image4

 

Su carta de brunch es bastante completa y hay opciones para todos los colores.

  • tostadas, pancakes y bowls
  • pasteles y cookies
  • huevos ecológicos
  • bocadillos y planchados
  • ensaladas

Durante nuestra visita pedimos los Chilaquiles que se componían de totopos con huevos revueltos, salsa mexicana, crème fraîche, aguacate, pollo y corteza de cerdo. La verdad que es combinación bastante arriesgada pero muy recomendable para los que les guste el picantillo. Para mi gusto, puede llegar a cansar un poquito.

image1

En mi caso, estuve dudando entre el Bikini Limoná o el Pumpernikel ( huevo escalfado, con aguacate, salmón y crema de eneldo sobre pan alemán) . No obstante, y para no ser repetitiva, me decanté por el Bikini Limoná y me sorprendió bastante. Estaba hecho con rebanadas grandes de payés prensadas con jamón, queso y mayonesa trufada. Además, iba acompañado de col y patatitas paja. ¡Muy rico! No obstante, para los que sois extra fans de la trufa como yo, les sugerimos que apostaran por enfatizar un poco más el sabor de la trufa para que aun estuviera más delicioso.

image2

Como ese día estábamos bastante hambrientos, nos pedimos un jugo de kiwi, piña y espinacas llamado Antioxidant  y un carrot cake para compartir. El carrot cake estaba muy rico, pero si no te apasiona la canela…mejor decantaros por el oreo cake o el cheese cake.

image2

 

A nivel precio, no es de los más caros y consideramos que pagar 26 euros por todo esto, no estuvo nada mal.

El staff super amable y muy eficaz aunque iban de aquí para allá.

Repetiremos seguro, pero será en el Chicha para probar ese risotto de albahaca y perejil  con vieiras y tempura de calabacín y el canelón con bechamel de ceps y aceite de trufa.

Por último y no menos importante, comentaros que si entráis en su página web: http://www.chichalimona.com podréis subscribiros a su newsletter donde os llegará toda su info en cuanto a afterworks y eventos especiales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por mi parte, espero que os haya gustado y lo probéis.

Un abrazo,

N.