Yosemite National Park

Podría haber aprovechado mi post de San Francisco para hablaros de Yosemite pero fue tan sumamente especial la experiencia que quería hacerlo en un post específico.

Como algunos de vosotros sabéis, la costa oeste de EEUU fue mi primer viaje después de un largo y duro periodo de salud. Creedme, este viaje fue el claro ejemplo de aquello que dicen “tenía mucho miedo, hasta que lo hizo”. Lo único que tenía claro del reto, era que la única opción era enfrentarse a él.

No voy a dilatar más el asunto y empezaré con mi experiencia en el Parque Nacional de Yosemite.

Yosemite National Park view

Éste parque nacional no es tan solo la cohesión de varios valles sino también un regalo para todos aquellos que apreciamos la naturaleza en estado puro con sus rocas de granito, cascadas abundantes, glaciares y animales en plena libertad.

Además de ser uno de los primeros parques naturales de Estados Unidos con sus casi 3,108 km² , alberga valles profundos, prados, secuoyas gigantescas y mucho más. El Valle de Yosemite es la zona más popular de este parque porque es donde se encuentra la mayor parte de las famosas cascadas y formaciones rocosas como el Medio Domo y El Capitán.

Tunnel View Yosemite

Cosas a saber:

  • De San Francisco downtown a Yosemite hay unas 4.30h en vehículo. Así que si decidís visitar San Francisco acordaros que es una oportunidad fantástica para que 4 días en dicha ciudad se alarguen a 7 días para poder escaparos al parque.
  • Hay varios tipos de opciones en caso de contratar la excursión a través de alguna empresa:
    • Excursión de 1 día (14 horas aprox) sin pasar noche en el parque.
    • Excursión + alojamiento de 1, 2 e incluso 3 noches.
  • Todas las excursiones de 1 día a Yosemite suelen tener punto de recogida sobre las 5.45 am – 6am.
  • En el parque hay distintas rutas de trekking de menor a mayor dificultad.
  • Se pueden alquilar bicicletas en todo lo que abarca el Valle de Yosemite. Hay diferentes puntos de recogida y devolución.
  • Para que os hagáis una idea, la excursión de 1 día os tiene que costar como mucho sobre unos 140-160$ según época con guía o audio guía en vuestro idioma y sin comidas. De lo contrario, os están estafando.
  • Aquellos que vayáis con vuestro propio vehículo creo recordar que era sobre unos 30$ per vehículo. En los enlaces que os facilitaré más abajo podréis verlo actualizado.
  • La mejor época para visitarlo es desde mayo hasta finales de octubre. El resto de meses podéis ir sin problemas pero debido al frío y a las enormes nevadas se cierran un buen número de rutas (Tioga, Glacier Point y Mariposa Grove) dentro del parque nacional. Sin embargo, aun así se puede llegar al Valle de Yosemite, a Wawona y a Hetch Hetchy.
  • Acordaros, en el caso que no vayáis por libre, que toda excursión contratada espera e incide en que al final del día se espera “cariñosamente” una propina. Me parece un abuso, la verdad.
  • Otro detallito a tener en cuenta es que si vais con excursión contratada, en el caso que os entretengáis en algún sitio de la ruta…no os esperan. Os lo dice una que la dejaron tirada en las secuoyas. Después os lo desarrollo.
  • Se recomienda ir con deportivas y chubasquero ya que dentro del parque confluyen varios cambios de clima.
  • Dentro del propio parque nacional hay el pueblo “Yosemite Village” donde hay bungalows, cabañas super acogedoras, restaurantes tipo buffet y tiendas para que os llevéis algún recuerdo. La verdad es que todo preservaba el estilo lodge de montaña y lo hacía el doble de encantador.

¡Empezamos!

Esa noche prácticamente no dormimos puesto que a las 5.45 am teníamos que estar en un motel cerca de Mission San Francisco (barrio que me daba mucha paz de noche, es irónico). Ahí nos recogió el autobús así tipo old school, como si nos fuéramos de excursión con Boys Scouts de un instituto de América profunda. El conductor, era lo esperado. Típico americano con sus 60 y largos, barba blanca larga, camisa de cuadros y gorra. Fue genial salir de San Francisco con la ciudad aun sin despertar y adentrarnos poco a poco por la carretera de la Tierra del Oro.

Muchas veces pensamos en EEUU como masificación, producción a mansalva y grandes rascacielos, pero nos olvidamos de esos pueblos de una américa un poco más lejana, con casitas bajas, porche, bandera y mecedora. Me apasionó estar detrás de una ventana opaca y ver escenas cotidianas de esos pueblos donde aun predomina lo de toda la vida, lo que llamaríamos “una típica familia americana de ensueño”. A lo largo del recorrido pasamos de ver indumentarias cowboy con sus botas y sombrero al más puro estilo “pasión de gavilanes”, pasando por granjeros en campos repletos de caballos hasta ver como compraba tarta de cereza (la tarta más tradicional que puede existir en EEUU) el prototipo “perfecto” de mujer americana rubia con falda debajo rodilla, tonos pastel y sonrisa condicionada. No pude evitar pensar cómo hubiera sido yo de nacer en algún pueblo de estos.

Yosemite Highway

Todo este repertorio es el que vais viendo por carretera hasta llegar a las boscosas puertas de Yosemite donde el clima cambia y pasamos a ver una estética más misteriosa tipo la serie de “Twin Peaks” con árboles interminables, neblina por las carreteras y poblados tipo Groveland, Oakhurst, El Portal, Mammoth Lake y el propio Yosemite Village con casitas rústicas de madera y ambiente de leñador. Si hacéis click en los nombres, veréis alojamientos disponibles en cada pueblo.

Tuolumne Grove, Secuoyas entrance

Secuoyas

La primera parada obligatoria son las secuoyas.

Tuolumne Grove Secuoya

Digamos que este tipo de árboles se pueden ir encontrando a lo largo de todo el valle pero hay tres sitios específicos donde especialmente puedes disfrutar de ellos.

  • Tuolumne Grove: es la entrada norte a Yosemite. Este bosque es más pequeño y menos popular. A tener en cuenta que para acceder a las secuoyas son casi 2km de bajada bastante pronunciada que después se traducen en un regreso con una inclinación de 400-500 pies lo que viene a ser en un trekking de dificultad moderada-desafiante que si no estáis en buena forma física o no soléis hacer deporte…sufrís un poquito.
  • Merced Grove: es la entrada “este” a Yosemite.Las secuoyas solo son visibles después de una caminata de 2,5km aproximadamente. La caminata de regreso a la zona más cercana de estacionamiento gana 500-600 pies de inclinación y es extenuante.
  • Mariposa Grove: es la entrada sur a Yosemite. Este bosque es mucho más grande y más explotado a nivel turístico. Hay guías, rutas en tram turístico que duran 70 minutos aproximadamente y que cuestan unos 25$ por adulto. Aquí se encuentran las secuoyas más conocidas como el Grizzly Giant Tree y el Fallen Tunnel Tree.

Nosotras visitamos el Tuolumne Grove y la verdad es que nos encantó. Fuimos a nuestro aire y vivimos la experiencia a tope.

Tuolumne Grove, Yosemite National Park

La verdad es que ahí descubrí el porqué de mi obsesión con esos árboles ancestrales y gigantescos. Me remonté a mi infancia con los dibujos de “David El Gnomo”. Recuerdo que vivían dentro de los árboles y una vez les tocaba su hora, se iban a morir al una parte remota del bosque y se convertían en preciosos árboles de cerezo. No sé porqué mi mente relacionó las secuoyas con esos dibujos, pero a mí eso de poder meterme dentro de un árbol me fascinó. Es increíble la sensación de poder abrazarlos, el olor a resina que desprenden y el contraste de colores de sus distintas cortezas.

Secuoyas, Yosemite

No obstante, nada más empezar nuestro camino hacia el bosque de secuoyas vimos un osezno en plena libertad merodeando por la zona y purgándose un poquito. Creo que nunca en mi vida había visto a un oso salvaje tan cerca. Era una monada.

Fijaros si nos gustó el trayecto viendo animalitos que fuimos adentrándonos en el bosque de Secuoyas sin mirar atrás y total, que tardamos un poquito más de la cuenta y el autocar se marchó sin nosotras. Imaginaros el panorama: sin wifi, sin cobertura, sin ver a nadie de nuestra excursión y más solas que la una. Tratamos de mantener la calma y subir hacia una de las carreteras más cercanas. A la que vimos un autocar de la misma empresa, hablamos con el conductor y nos subimos para seguir ruta. Ahora nos reímos pero en aquel momento fue un poco desesperante.

Littel bear, Tuolumne Grove, Yosemite

Moraleja: no os emocionéis entre ositos y secuoyas. Intentad ajustaros a los horarios porque estáis vendidos si no lleváis tarjeta roaming de esas.

Medio Domo y El Capitán

Las siguientes paradas fueron el Medio Domo y El Capitán. Recuerdo que en aquel momento mi cabeza pensó en la suerte que tenía de poder disfrutar de un escenario con esos bosques frondosos, cascadas por todas partes, formaciones rocosas increíbles, animales de por medio en estado puro. ¿Os imagináis poder dormir en un bungalow o en una caravana en este entorno? pues es posible. Al final del post os facilitaré enlaces para alojaros en el parque.

Capitán, Yosemite National Park

Cascadas

Bridalveil Fall (cascada del velo de la novia): situada en el mirador del Tunnel. Esta es una parada obligada en el parque. Hay camino pavimentado desde donde se estaciona el coche hasta donde se observa la caída principal. Una vez allí se puede subir escalando bloques de rocas que tienen letreros de precaución. De lo contrario, os podéis pegar una buena caída y tal vez, no lo contáis.

Braidveil Fall, Yosemite National Park

La Gran Cascada: ¡Qué decir de esa cascada!…creo que es una de las más bonitas y salvajes que he visto. Todo fue perfecto, la llovizna y la niebla hacían aun más increíble ese momento. Los americanos no dan puntadita sin hilo y el acceso a ella esta incluso habilitado para personas con dificultad al andar. Prefiero dejaros imágenes que seguir escribiendo en este caso.

Yosemite greatest fall

Podría seguir añadiendo lugares de interés dentro del parque pero en este blog os comento los sitios que son imprescindibles en caso que tengáis poquito tiempo.

Yosemite National Park, wonderful fall

Para ir poniendo fin a este viaje tan especial para mi, os voy a dejar unos enlaces de interés en caso de que queráis ir, reservar vuestra entrada bien sea por libre o en excursión concertada, (pensad que se debe reservar con un mínimo de 1 mes de antelación y en caso que sea de imprevisto solo guardan un 20% de las entradas para el mismo día y dependéis de la suerte), reserva de alojamientos u otras actividades.

Enlaces de interés:

  • Entrada al Parque Nacional Yosemite:

Reservar entrada al parque por libre

  • Alojamiento en el Parque Nacional Yosemite:

Alojamientos con mucho encanto dentro del propio parque o cerca

  • Excursiones disponibles al Parque Nacional Yosemite:

Civitatis

GetYourGuide

IncredibleAdventures

Sin más, espero que os haya gustado y os mando un fuerte abrazo.

N.